Nova Austral afirma que podría ser cerrada si Chile procede con sanciones

Punta Arenas, un productor de salmón con sede en Chile, Nova Austral, puede verse obligado a cerrar operaciones en todo el país si se imponen sanciones por parte de La Superintendencia Ambiental (SMA) pudo presentarse, según documentos presentados por el abogado de la empresa, Julio Recordón, ante el Tercer Tribunal Ambiental del país.

En julio de 2022, ESCUELA SECUNDARIA SUPERIOR acusar a los agricultores de sobreproducción entre 2015 y 2017 en tres centros de crecimiento en el Parque Nacional Alberto de Agostini. En respuesta, se movió para revocar los permisos ambientales de los centros e imponer multas por la alteración artificial del fondo marino en otros centros. Si el Tercer Tribunal Ambiental de Chile permite la sentencia, será la primera vez que se revoquen permisos ambientales desde el establecimiento de la SMA.

La empresa afirma que las sanciones la condenarán “muy probablemente a cerrar sus operaciones en Chile, ya que la imposibilidad de operar sus tres centros de cultivo de salmónidos seguramente la conduciría a una situación financiera adversa insostenible”, señala el recurso legal presentado por Nova Austral.

Reporte publicado recientemente por la consultora Indexsalmon encontró que Nova Austral tiene una producción teórica máxima que podría superar las 65.000 toneladas métricas (TM) entre sus 28 concesiones agrícolas. De acuerdo con los documentos técnicos presentados por la empresa para los tres centros en cuestión, se podría perder una producción máxima de 12.000 TM y un área productiva de 19,68 hectáreas, equivalente al 10,7 por ciento de sus propiedades en concesiones de cultivo, el 20 por ciento de su capacidad productiva. , y el 14,6 por ciento de su superficie la concesión.

La compañía ha atravesado un período financiero difícil, según documentos legales. Reportó una pérdida para la primera mitad de este año de USD 35,7 millones (EUR 35,2 millones), mientras que la empresa sufrió una pérdida de USD 54 millones (EUR 53,2 millones) para todo 2021 y una pérdida de USD 81 millones ( EUR 79,8 millones) en 2020. Mientras que la compañía tenía un patrimonio neto de USD 3,7 millones (EUR 3,6 millones) al cierre de 2019, registró una deuda neta de USD 76,9 millones (EUR 75,7 millones) en 2020, que se extiende a USD 130 millones (128 millones de euros) en 2021.

“Debido a que SMA ha ignorado la compleja y adversa situación financiera de Nova Austral, las sanciones impuestas por la revocatoria ignoran por completo los esfuerzos y acciones concretas que la empresa ha adoptado para orientar su comportamiento hacia el pleno cumplimiento de la normativa ambiental”, Recordón dice en el archivo. “En este sentido, SMA ha ignorado que el levantamiento de la sanción es sin duda la ‘ratio último’ de la potestad sancionadora ambiental, dejando a mi representado en una situación irreversible, en circunstancias en las que, como se ha analizado, la infracción imputada no era razonable. solicitud de revocación de permiso ambiental… [which] haciendo imposible su operación continua.”

Nova Austral también afirmó que SMA no había causado suficiente daño ambiental para justificar la imposición de las sanciones más severas y cuestionó la metodología de SMA. Sin embargo, el director interino del SMA Emanuel Ibarra dijo que la decisión de la institución fue justificada y necesaria.

“Las escuelas están obligadas a tomar decisiones históricas, dando señales claras. Este nivel de sobreproducción, que genera daños ambientales, no se puede generar en áreas protegidas como el Parque Nacional Alberto de Agostini”. dijo antes. “Estamos lidiando con perpetradores traviesos que han pasado por una serie de procesos serios en la escuela secundaria. Con esto, esperamos que el propietario pueda mejorar el comportamiento ambiental en todos los centros que aún posee”.

Ibarra dicha SMA consideró la magnitud del daño ambiental ocurrido en las áreas protegidas; la voluntad de la empresa – teniendo en cuenta que la siembra, el cultivo y la cosecha son acciones planificadas bajo el pleno control de la empresa; vulneración continuada de la empresa, con varios procedimientos sancionadores iniciados previamente en su contra; y beneficios económicos derivados como consecuencia de infracciones en su toma de decisiones.

En respuesta, Nova Austral comentó en un escrito judicial que desde el momento en que se suponía que iba a ocurrir la sobreproducción, no hubo ningún delito posterior que justificara catalogarlo como infractor recalcitrante, como lo ha hecho SMA.

“Las sanciones impuestas por SMA son injustificadas y desproporcionadas, tomando en cuenta antecedentes en el proceso”, dijo anteriormente la empresa. “También son incompatibles con las sanciones impuestas en otros casos comparables”.

Nova Austral, propiedad de los fondos de capital Altor Fund III y Bain Capital, ha estado experimentando problemas regulatorios desde junio de 2019, cuando el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de Chile (Sernapesca) empezar a investigar presuntas muertes no declaradas. Inmediatamente después, Sernapesca interpuso tres denuncias formales contra la empresa por falsedad de información. En mayo de 2022, Nova Austral fue abofeteada con Multa de CLP 1.320 millones (USD 1,52 millones, EUR 1,47 millones) impuesta por SMA por cinco denuncias de infracciones cometidas en 2017 en el centro de crianza de salmones Aracena-19. Además, en junio de 2020, el Consejo de Defensa Nacional de Chile (CDE) presentar una demanda penal contra varios ex ejecutivos de la empresa, lo que obligó a investigar su responsabilidad en fraudes.

Foto cortesía de Nova Austra

Víctor Toca

"Fanático incondicional de la cultura pop. Estudiante. Comunicador general. Adicto a los zombis. Solucionador de problemas".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.