Presunto secuestrador pierde guerra de 3 años contra extradición a Chile

CANBERRA, Australia (AP) — Una mujer chilena de 69 años buscada por cargos de secuestro derivados de la dictadura militar de Augusto Pinochet en la década de 1970 enfrenta la extradición de Australia luego de que un tribunal cerrara su última opción de apelación.

Adriana Rivas apeló ante el tribunal supremo de Australia después de que tres jueces de la Corte Federal rechazaran por unanimidad en noviembre su apelación contra la extradición a su tierra natal.

Pero el Tribunal Superior emitió un certificado el lunes diciendo que se consideró que su apelación había sido desestimada debido a una falla procesal no determinada por su abogado.

Rivas ha estado luchando contra la extradición durante tres años por acusaciones de que secuestró a siete personas en 1976 y 1977, incluido el líder del Partido Comunista Víctor Díaz y la miembro del partido Reinalda Pereira, quien estaba embarazada de cinco meses.

Rivas fue asistente de Manuel Contreras, jefe de la policía secreta DINA durante la dictadura de Pinochet. Rivas negó haber conocido a la presunta víctima, quien nunca fue encontrada.

El final de los procedimientos judiciales allanó el camino para que el fiscal general de Australia diera el paso final de aprobar la extradición.

Pero el gobierno ha estado en modo interino desde que se celebraron las elecciones el 10 de abril. Es probable que la decisión de extradición la tome quien se convierta en fiscal general después de las elecciones del 21 de mayo.

La oficina de la procuradora general Michaelia Cash dijo en un comunicado el martes que era inapropiado que ella comentara sobre el caso Rivas porque “este proceso no ha concluido”.

El Fiscal General debe permitir un tiempo razonable para considerar cualquier argumento en contra de la extradición que Rivas desee presentar.

La abogada chilena Adriana Navarro, defensora de las víctimas de Pinochet en Sydney, dijo que sospechaba que Rivas esperaba retrasar los procedimientos del Tribunal Superior al obtener una extensión.

“Obviamente, la familia no aguantará eso”, dijo Navarro.

Navarro dijo que Rivas podría potencialmente pedirle a la corte que revise la decisión del fiscal general de enviarlo de regreso a Chile.

“Él solo puede hacer eso si puede probar que las razones detrás de la decisión del fiscal general no son legalmente sólidas y eso sería muy difícil de hacer”, dijo Navarro.

El abogado de Rivas argumentó que no era agente de la DINA y que su trabajo era mediocre. Los deberes incluían recoger la ropa, preparar café y traducir, dijeron.

También alegan que las presuntas víctimas fueron detenidas luego de un arresto, no de un secuestro, y que estos actos fueron realizados por el Estado, no por particulares.

Rivas se mudó a Australia en 1978 y fue detenido en Chile durante una visita para ver a su familia en 2006. Fue liberado después de varios meses de libertad condicional y huyó a Australia en 2009.

Vivía tranquilamente en los prósperos suburbios del este de Sydney, trabajando como niñera y limpiadora a tiempo parcial hasta su arresto en febrero de 2019 por una orden de extradición de la Corte Suprema de Chile.

Será la primera persona en ser extraditada entre Australia y Chile.

Evita Aranda

"Alborotador. Adicto a la cerveza. Aficionado al café. Emprendedor incurable. Empollón de los viajes".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.