Reestructuración del gabinete bórico de Chile tras perder la constitución

El presidente chileno, Gabriel Boric, sacudió a su gabinete el martes en un intento por relanzar su gobierno menos de 48 horas después de recibir un duro golpe cuando los ciudadanos rechazaron enérgicamente la nueva constitución progresista que defendía.

borik36, cambió el liderazgo de cinco ministerios en lo que marcó la primera reorganización del gabinete desde que asumió Chileel presidente más joven en marzo y desde entonces ha sufrido una fuerte caída en su índice de aprobación.

“Estoy cambiando este gabinete, pensando en nuestro país”, dijo Boric, quien calificó la reorganización como “dolorosa pero necesaria”.

“Este, quizás, no creo que tenga que ocultarlo, uno de los momentos políticamente más difíciles que me ha tocado enfrentar”, agregó.

La renovación no es sorprendente. Boric, que ha sido un gran partidario de adoptar la propuesta constituciónhabía anticipado los cambios que ocurrirían en su gobierno durante un discurso televisado el domingo por la noche, poco después de que los resultados mostraran que los chilenos se oponen firmemente a la constitución propuesta.

La oposición también dijo que esperaban cambios en el equipo de Boric con algunos líderes conservadores negándose a reunirse con el presidente para comenzar a hablar sobre un nuevo proceso constitucional hasta que haya un cambio en su gobierno.

Mientras la prensa esperaba que Boric revelara a su nuevo ministro, sonaron las sirenas y se podía ver el olor a gas lacrimógeno de las protestas cercanas mientras cientos de estudiantes marchaban por las calles de la capital chilena, Santiago.

Hubo enfrentamientos aislados entre los manifestantes en el centro de la ciudad y las fuerzas del orden que intentaban dispersar a los manifestantes en lo que marcó las primeras manifestaciones callejeras importantes desde que la Constitución perdió el plebiscito del domingo.

Izkia Siches, exministra del Interior, es el nombre más importante que deja el gabinete, pero quizás el más esperado, ya que su mandato se ha visto empañado por la controversia. Carolina Toha tomó su lugar.

Otro fuerte aliado de Boric, Giorgio Jackson, fue destituido del cargo de secretario general de la presidencia y asumirá el cargo de ministro de desarrollo social. Ana Lya Uriarte ocupó su lugar.

Boric también prestó juramento al nuevo ministro de Salud, Energía y Ciencia.

Aunque las encuestas de opinión esperaban que los chilenos votaran en contra de la constitución propuesta, el margen de victoria de 24 puntos para el campo de la oposición fue un rechazo impactante de un documento de tres años creado por una convención constitucional controvertida.

“Tenemos que escuchar la voz de la gente y caminar con la gente”, dijo Boric.

El proceso de redacción de la constitución que los chilenos rechazaron el domingo comenzó en 2019, cuando el país estalló en protestas callejeras lideradas por estudiantes provocadas por el aumento de los precios del transporte público que rápidamente se transformó en demandas más amplias de mayor igualdad y más protección social.

Al año siguiente, poco menos del 80% de los chilenos votaron por cambiar la constitución. Luego, en 2021, eligen delegados a la convención constituyente para redactar una nueva carta que reemplazará la carta promulgada por la dictadura militar encabezada por el general Augusto Pinochet hace 41 años.

Boric ha sido un gran partidario del documento que consagraría un nuevo conjunto de derechos y al menos algunos votantes ven el plebiscito sobre la propuesta constitucional como un referéndum sobre su gobierno.

A pesar del rechazo, los líderes políticos de todos los lados, así como los chilenos en general, están de acuerdo en gran medida en que la constitución debe ser enmendada, pero aún no está claro cómo se redactará la nueva propuesta.

También es probable que cualquier documento producido por la nueva convención sea mucho menos ambicioso que la carta propuesta de 388 artículos. El proyecto de carta caracteriza a Chile como un país plurinacional, establecería un territorio indígena autónomo, priorizaría el medio ambiente y la igualdad de género e introduciría el derecho a la educación, la salud y la vivienda gratuitas, entre otros temas.

(AP)

Faustino Ascencio

"Fanático de las redes sociales amigable con los hipsters. Introvertido. Adicto a la web. Solucionador de problemas exasperantemente humilde. Amante devoto de Twitter".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *