Tribunal chileno eleva sentencia por asesinatos de cantantes torturados

SANTIAGO, Chile (AP) — Un tribunal chileno incrementó el martes las penas de prisión para seis exmilitares condenados por uno de los asesinatos más sonados de la exdictadura militar —el secuestro, tortura y asesinato del cantante folklórico Víctor Jara—, así como que de un funcionario del gobierno.

El Tribunal de Apelaciones dijo que los seis deberían pasar 25 años en prisión en lugar de las sentencias de 18 años dictadas cuando fueron declarados culpables en 2018. La sentencia de un séptimo veterano aumentó de cinco a ocho años.

Jara, un cantante y profesor universitario muy popular, era un firme partidario del presidente marxista Salvador Allende y fue arrestado pocas horas después de que el general Augusto Pinochet atacara el palacio presidencial y derrocara a Allende el 11 de septiembre de 1973.

Jara fue llevado a lo que entonces era el estadio nacional con miles de otros presos. Le golpearon las manos y la cabeza y le dispararon al menos 44 balas como advertencia a quienes pudieran desafiar la autoridad de Pinochet.

El caso también involucra al jefe de la prisión de Allende, Littré Quiroga. quien también fue torturado y asesinado en el estadio, aparentemente por los supuestos malos tratos a un oficial que previamente había intentado un golpe de Estado.

El tribunal de apelaciones dijo que los jueces originales habían clasificado erróneamente los delitos como menos graves de lo que eran. Dijo que el tratamiento de las víctimas fue “una muestra de la imprudencia y el profundo odio” que se les infligió.

“Este fallo también es importante porque ahora aborda definitivamente la impunidad mostrada a estos crímenes a lo largo de los años”, dijo Nelson Caucoto, abogado de la familia Jara.

El tribunal dijo que mientras estuvo bajo custodia, Jara apareció “deteriorándose, física y mentalmente, con el rostro hinchado con innumerables hematomas, manos ensangrentadas y desfiguradas, dedos aparentemente rotos o fracturados”.

En general, dijo el juez, Jara tenía 56 fracturas además de 44 heridas de bala. Quiroga ha recibido 23 disparos.

Los cuerpos de los dos hombres fueron tirados en un camino polvoriento cerca del Cementerio Metropolitano y luego llevados a la morgue, donde alguien reconoció a Jara y avisó en secreto a su esposa, la bailarina británica Joan Turner Jara.

La familia logró exhumar su cuerpo para una autopsia en 2009.

Las investigaciones oficiales contabilizan más de 3.000 personas asesinadas por el régimen militar de 17 años,

El estadio donde mataron a Jara ha sido renombrado en su honor.

Juanito Vasques

"Exasperantemente humilde analista. Gamer. Organizador. Especialista en zombis extremos. Orgulloso experto en Twitter. Introvertido apasionado".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *